miércoles, 31 de octubre de 2012

La Histeria antes de Freud

 
 
La Histeria (2006) Voluspa Jarpa
 

La palabra Histeria procede del griego hysteron y significa “matriz”. Hipócrates la consideraba un mal que afectaba sólo a las mujeres por estar relacionado con la matriz del útero. Aquella zona tan importante para la reproducción humana, sufría una descompensación tal, que el útero abandonaba su lugar para desplazarse hacia otras partes del cuerpo. Este órgano, al estar fuera de lugar, ocasionaba una florida sintomatología en estas mujeres.
La histeria tardó bastante tiempo en ser considerada una enfermedad con su propia identidad. Primeramente fue pensada como una aberración en personas débiles de espíritu e inestables en su sistema nervioso. Era un trastorno que adoptaba las más diversas formas: pérdida de conciencia, ideas delirantes, alucinaciones, crisis convulsivas, etc. Charcot supo persistir en su idea de que la enfermedad tenía su propio “patrón” o “tipo” que la diferenciaba de otras enfermedades. Es lo que hoy la psiquiatría denomina lo “patognomónico” de la enfermedad. 

Charcot puede ser considerado el "rey del diagnóstico diferencial", puesto que logró diferenciar a la histeria de la epilepsia y creó una nueva categoría diagnóstica: La Gran Histeria. Compuesta por las cuatro fases descriptas en la entrada anterior, la enfermedad era mucho más que una simple simulación, como se creía. Era una enfermedad por sí misma y que no sólo afectaba a las mujeres como sostenía Hipócrates.

No hay comentarios:

Publicar un comentario